La Semana Santa es la fiesta que nos permite examinar de la forma adecuada el amor que nos da Dios. Estos ocho días se celebran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, y en cada uno de ellos se realiza una actividad diferente para este fin.

Domingo de Ramos
Se celebra la entrada triunfal de Jesucristo

Lunes Santo
Se conmemora la unción de Jesús en casa de Lázaro que se describe en el Evangelio según San Juan, la cual fue realizada por María de Betania.

Este día también recordamos la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén.

Martes Santo
El propio Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas Iscariote y las negaciones de San Pedro. En el Evangelio según San Juan se registra que Jesús les dijo que uno de ellos habría de entregarlo.

Por otra parte, el apóstol Pedro le dijo a Jesús que sería capaz de dar la vida por él, y Jesús le respondió: "Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces"

Miércoles Santo
Recordamos la conspiración de Judas Iscariote con miembros del Sanderín, el tribunal religioso de los judíos que querían apresar y condenar a muerte a Jesús. Gracias a esta conspiración, Judas recibió 30 monedas de plata.

Este día marca el final de la Cuaresma y el comienzo de la Pascua.

Jueves Santo
Durante este día, celebramos varios hechos fundamentales de la Semana Santa: El Lavatorio de Pies, La Última Cena con los Apóstoles, la Eucaristía (sacrificio del cuerpo y de la sangre de Jesús), la oración de Jesús en el huerto de Getsemaní y por último su arresto.

Viernes Santo
El día de luto en el que recordamos el juicio de Jesús hecho por los sacerdotes judíos, su flagelación y coronación con espinas, así como el Vía Crucis, su Crucifixión y, finalmente, su muerte.

Sábado Santo
Este día recordamos la soledad de María y conmemoramos a Jesús en el sepulcro. Por la noche se celebra la Vigilia Pascual, ya que se espera la resurrección de Jesús al anochecer.

Domingo de Resurrección
Celebramos la Resurrección de Jesucristo después de ser crucificado al tercer día de su muerte.

También conocido como Domingo de Gloria o Domingo de Pascua, se celebra la Resurrección de Jesucristo tras haber sido crucificado.